La mítica estación de Ischgl, en Austria, ofrece una perfecta combinación: abundantes actividades, vastas pistas con increíbles paisajes y modernos remontes de última generación. Votada como la mejor estación de esquí del mundo en 2019 según el portal Snow Plaza, lo cierto es que Ischgl es un referente tanto a nivel nacional como internacional entre todos los apasionados de la nieve.
La estación de esquí forma parte del consorcio Silvretta Arena, junto con la estación de Samnaun. Ambas forman un enorme dominio esquiable de 239 kilómetros de pistas y 45 remontes mecánicos capaces de transportar a unas 94.000 personas por hora.
La calidad de la nieve está garantizada en este dominio esquiable gracias a una moderna red de innivación artificial que cuenta con nada menos que 1100 cañones de nieve.

Ischgl se encuentra a 2.872 metros de altitud, sobre la ciudad del mismo nombre, Ischgl, en Paznaun. Junto con la ciudad suiza Samnaun, en el cantón de los Grisones, forma el Silvretta Arena. Esto la convierte en la tercera estación de esquí más grande de Tirol en Austria. Silvretta Arena dispone de 239 Km de pistas, 515 hectáreas de área esquiable, 45 modernos remontes capaces de transportar hasta 94.671 personas por hora…

La nieve no suele escasear en Ischgl, gracias a su altitud y la imponente red de cañones de nieve artifical, que supera los 1.100 cañones. Uno de los principales atractivos a nivel de dominio esquiable es la longitud de sus pistas, proponiendo descensos sin parar de hasta 11 kilómetros.

Las pistas perfectamente preparadas, las pistas de freeride y sus espectaculares snowparks son solo alguna de las razones por las que Ischgl es tan increíblemente popular entre los esquiadores y snowboarders de todo el planeta. Por otro lado, el sello de identidad de esta estación austriaca es sin lugar a dudas, su posicionamiento a nivel de eventos de primer orden. Todos los años, atraen a estrellas internacionales, celebrando conciertos y festivales de música en uno de los lugares con más encanto del macizo alpino.

Ischgl a menudo se la denomina cariñosamente como la meca gourmet del Tirol y ofrece experiencias culinarias de primer orden en sus múltiples restaurantes distribuidos por el resort.

Quizás no sea el mejor lugar para descansar y gozar de la tranquilidad de las montañas. El lector rápidamente lo imaginará al leer el eslogan de la estación: Relájate, si puedes (“Relax. If you can…”). Y es que Ischgl no es el típico destino para disfrutar de unas vacaciones tranquilas en familia, sino más bien todo lo contrario: esquiar en Ischgl es toda una aventura. Esta estación austriaca se conoce por su ritmo frenético y sus múltiples actividades y eventos. Es el lugar idóneo para disfrutar de intensas emociones y adrenalina en estado puro, en un entorno de montaña sin igual.

Esquiar en Ischgl y disfrutar de sus eventos

Entre sus eventos más destacados, se encuentran los Top of the Mountain, conciertos que tienen lugar cada año en celebración del inicio de temporada, las vacaciones de Pascua y el cierre de temporada. Estos conciertos multitudinarios, que se celebran desde 1995, reúnen a miles de personas y han traído a la estación a artistas del más alto nivel, como Bob Dylan, Bon Jovi, Enrique Iglesias, Rihanna, Elton John, Katy Perry o The Killers, por citar sólo a unos pocos. Queda claro que Ischgl se lleva la palma en todo lo que se refiere a festivales, ocio y fiesta en altitud.
esquiar en Ischgl
Imagen: Tyrol
No os asustéis, la cara más festiva de Ischgl no le quita esplendor al dominio esquiable, cuya superficie equivale al tamaño de más de 730 campos de fútbol juntos y que ofrece a esquiadores y snowboarders la posibilidad de cruzar la frontera entre Austria y Suiza con un mismo forfait. Un auténtico paraíso de blancas pistas, donde podrán disfrutar tanto principiantes como expertos.
Cuenta con pistas azules suaves y con un área para principiantes perfectamente acondicionada para dar los primeros pasos en la nieve.
Sus pistas rojas son bastante amplias y asequiables para los esquiadores de nivel medio. Pero también tienen zonas más empinadas y pistas negras que suponen un reto para los esquiadores experimentados.
Los snowboarders podrán disfrutar también de su snowpark, totalmente renovado y mejorado recientemente, en la temporada 2017/2018. Pistas perfectamente pisadas y excelentes instalaciones, son dos señas de identidad de este referente austriaco en el mundo de la nieve. El ámbito culinario también está cubierto, dado que Ischgl tiene restaurantes de alta cocina para despertar nuevos sabores en el paladar en un entorno de montaña único. Y después de la jornada en la nieve, encontraremos allí numerosos pubs, bares y discotecas donde poder tomar una pinta y disfrutar del buen ambiente.

Novedades para la temporada 2019 / 2020

 

Ischgl sigue apostando por la calidad y la tecnología de última generación en sus remontes mecánicos. Actualmente, la estación se encuentra en pleno proceso de construcción de sus dos nuevos remontes para que esquiar en Ischgl sea una experiencia única: los telesillas “Velilleck F1” (6 plazas cubiertas) y “Visnitz N2” (8 plazas cubiertas).
Estos modernos remontes Doppelmayr D-Line han supuesto una inversión de nada menos que 24 millones de euros. Entre sus características más llamativas, ambos contarán con asientos ergonómicos y calefactables de 52 cm de ancho con capucha y el Velilleck F1 será el más rápido de la región, alcanzado una velocidad de seis metros por segundo.