Comunicación solidaria, una iniciativa para favorecer la práctica del esquí.
Las estaciones de esquí, independientemente de su tamaño y sus medios, son  actores relevantes de la economía de montaña. Paradójicamente, las llamadas estaciones “pequeñas” juegan uno de los papeles más importantes en la industria de la nieve. Contribuyen especialmente en el desarrollo y descubrimiento del esquí. Muchos esquiadores descubren los placeres del esquí, en pequeños centros turísticos. Generalmente son de fácil acceso (altitud, tamaño reducido del área esquiable, precio del paquete) o mediante la organización de cursos de esquí y snowboard.
Las estaciones de esquí de reducido tamaño son denominadas “Breeders”. Son consideradas el eje fundamental del negocio de la nieve, dado que actúan como viveros de esquiadores y snowboarders. Una vez que se han adquirido las bases, los esquiadores se desplazan hacia dominios esquiables más grandes.
“Una vez que una familia empieza a esquiar, tienden a regresar a la estación de esquí donde realizaron sus primeros giros, sus primeros descensos “, dice Virginie VIAU, CEO de I Love Ski. Un fenómeno que las estaciones de esquí en los Alpes del Sur quieren cultivar para mantener la actividad de las estaciones de esquí pequeñas y grandes.
 

Comunicación Solidaria by I Love Ski

El interés de los dominios de esquí de Val d’Allos es promover la práctica de los deportes de invierno entre los clientes jóvenes. Un objetivo para apoyar la renovación de los esquiadores y atraer a más visitantes del sudeste de Francia. Para la estación de esquí Gréolières-les-Neiges, en los Alpes Marítimos, ubicada a unos cuarenta kilómetros de Cannes, el objetivo es poder comunicar y aumnetar la notoriedad de su estación de esquí. Este acercamiento es parte de una dinámica común para contribuir al desarrollo del esquí. Permite ofrecer un destino completo para los esquiadores que comienzan y desean evolucionar a partir de entonces en un área esquiable más amplia. La idea es que el esquiador aprenda a practicar esquí (o snowboard) en la estación de esquí de Gréolières-les-Neiges como principiante y continúe en las zonas de esquí de Val d’Allos como aficionado, incluso futuros expertos, mientras disfruta de beneficios exclusivos. Para lograrlo, los dominios esquiables de Val d’Allos son los primeros de Francia y España en cumplir con todos los criterios del label “Comunicación Solidaria”. Un concepto exclusivo de solidaridad entre estaciones de esquí, desarrollado por I Love Ski.
“Elegimos apoyar la estación de esquí de Gréolières les Neiges porque tenemos una relación especial con esta estación. Primero por nuestra participación en el área local y  tambien por nuestra proximidad a la misma base de clientes”, dice Gérard Bracali, Gerente General de los Dominios esquiables de Val d’Allos.
Por su parte, la estación de Gréolières ve la oportunidad de unirse con una estación más grande y ofrecer beneficios exclusivos a sus clientes. “Esperamos mucha de esta colaboración con los Dominios esquiables de Val d’Allos. Estamos agradecidos por su participación en el desarrollo de nuestro resort y nuestro territorio. Dadas las limitaciones presupuestarias, la comunicación a menudo se reduce para una estación como la nuestra. Con esta asociación, podremos hablar y dar a conocer nuestro producto a los clientes que deseen descubrir el esquí de proximidad”, especifica Marion Luigi, directora de la estación de esquí de Gréolières les Neiges.

¿En qué consiste este concepto solidario?

Las estaciones de esquí de Val d’Allos, que pertenecen al Espace Lumière, una de las zonas de esquí más grandes de Francia, apoyan a la estación Gréolières-les-Neiges en sus acciones de comunicación solidaria, a través de la plataforma internacional www.iloveski.org, comunicándose en estos dos destinos en los mercados de habla francesa, inglesa y española. Muchas estaciones pequeñas, medianas y grandes ya colaboran en aspectos técnicos (préstamo de equipo, formación y recursos humanos…), como recientemente el complejo 2 Alpes y el Col de Porte ubicado a las puertas de Grenoble o la estación de Arcs / Peysey Vallandry con el pequeño resort de Granier.
Esta es la primera vez que esta solidaridad se ha establecido exclusivamente a nivel de comunicación nacional e internacional. Una herramienta de comunicación solidaria original y poderosa, a menudo descuidada por pequeños resorts, faltos de recursos, pero fundamental para atraer clientes, desarrollar territorios de montaña y contribuir al desarrollo del esquí.