Imagen : Previsiones del Domingo 9 de diciembre – Meteociel.fr
A partir de hoy, al final del día, una activa perturbación cruzará toda Francia y por la noche, acompañada de las bajadas de temperaturas nocturnas, las precipitaciones se convertirán en copiosas nevadas.
Según las previsiones de Météo France, “el límite de lluvia y nieve caerá sobre los macizos hasta 800/1000 m, incluso temporalmente, 600/800 m durante el sábado por la mañana en los Alpes del Norte (se esperan aproximadamente 10 a 20 cm de nieve polvo a 2000 m), 800/900 m en el Jura y los Vosges”.
Alrededor de los 1800/2000 metros, deberían caer entre 10 y 15 cm en la mayoría de los macizos, llegando a 15-20 cm en la Alta Saboya y el Norte de Saboya.

Fin de semana de nevadas: sábado y domingo de nieves

El sábado el clima estará muy nublado, excepto en el este de los Pirineos, la Provenza Côte d’Azur, los Alpes del sur y Córcega, donde el sol hará algunas apariciones.
El domingo será un día particularmente agitado, y el clima debería tomar un giro diferente con un flujo de oeste a noroeste que se fortalecerá según vayan pasando las horas.
Las nevadas harán su aparición en montaña, acompañadas por fuertes vientos en forma de ráfagas. En el macizo alpino, se esperan picos especialmente ventosos, con ráfagas que superarán los 150 km/h a 2500 m de altitud.
Se esperan 30 y 50 cm de nieve polvo a partir de los 2000 m de altitud. La gran acumulación de nieve y la formación de placas de viento aumentarán enormemente el riesgo de avalanchas, por lo que se ruega prudencia en las zonas de fuera de pista.
Estas nevadas serán especialmente copiosas en los Alpes, y la Prefectura de Saboya ha lanzando un aviso para los automovilistas que deben traer su equipamiento especial para acceder a las estaciones de esquí del departamento, ya sea mediante cadenas o neumáticos de nieve.
Las estaciones de esquí de Jura y Vosges también aprovecharán este clima perturbado , en la que se esperan relevantes nevadas.
Este lunes, la precipitación de nieve debería continuar con menos intensidad, aunque en función de la zona, la cota de nieve podría estar de nuevo en 700/800 metros dependiendo de los valles.
Una bendición para las estaciones de esquí en el hexágono que preparan activamente la capa de nieve para recibir en las mejores condiciones a los primeros esquiadores, al inicio de la temporada de invierno y las vacaciones de Navidad.