Esquiar en Châtel es una experiencia magnífica. Tanto el acceso a la estación de esquí y su pueblo, como su entorno natural nos dejarán maravillados nada más llegar. Entre el Lago Geneva y el Mont-Blanc, se encuentra Portes du Soleil, uno de los dominios esquiables más grandes y bonitos del mundo.

Uno de esos lugares que te hacen cambiar la filosofía en la nieve. Quizás pasamos de prestar tanta atención a la técnica, a un modo más “viaje”. Exploración, paisajes, hacer kilómetros encima de los esquís intentando ahorrar energía en cada viraje para conseguir ver que hay detrás de aquellas montañas, perdiendo la noción de si estás esquiando en Francia o en Suiza.

Hoy os hablamos de un pequeño pueblo de montaña, estrechamente vinculado a la vecina Valais (Suiza), desde el valle de Abondance, hasta el lago de Ginebra cerca de Annecy. La armonía del entorno arquitectónico, muestra la preocupación de los constructores por adaptar la estética del núcleo urbano intentando encontrar la armonía con el paisaje, donde destaca el uso de piedra y madera en las típicas construcciones alpinas.

La oferta de hoteles de 3 estrellas, aporta una línea moderna y de nivel, pero sin excesos. A destacar los balcones decorados y los iconos religiosos, con cruces, iglesias, capillas y oratorios. Châtel quizás tenga ese enfoque multifacético que le da la identidad de un pueblo que se ha convertido en un centro turístico de primer orden. Un paraíso durante el invierno y un pueblo lleno de vida y tradición durante el resto del año, destacando las fuerte tradición de la ganadería y el alpinismo.

Para quitaros las dudas sobre si merece la pena ir a esquiar a Châtel, hemos seleccionado estas 5 razones para esquiar en esta bonita estación de los Alpes franceses:

1. El emplazamiento estratégico de Châtel en el dominio esquiable de Portes du Soleil.

Châtel es cómodo para esquiar sin preocupaciones y volver a tu valle. Tiene acceso directo a la estación de esquí de La Chapelle-d’Abondance, así como la estación suiza de Morgins y a la de Torgon, estando muy próxima a Avoriaz. Dispone de 61 remontes mecánicos, con 3 telecabinas, 19 telesillas, 35 telesquís, 3 telecuerdas y un tapiz.

Imagen: Mapa de pistas de Châtel. Fuente www.chatel.com

Desde la cima, a 2.200 metros, tenemos un desnivel máximo esquiable de 1000 metros de pura diversión. Sólo en el sector Châtel Liberté hay 7 pistas negras muy exigentes y 23 pistas rojas.  Si a todo esto le sumas que en Châtel hay muchas más cosas aparte del esquí, lo convierte en un destino de nieve de primera categoría.

2. Esquiar en Châtel : seguro de Nieve

nieve asegurada gracias a los 286 productores de nieve, incluyendo modernos sistemas que permiten producir nieve con temperaturas positivas. a destacar el cuidado de las pistas gracias a las 16 máquinas pisanieves que se esmeran cada noche por dejar las pistas en perfecto estado.

El cuidado del manto nivoso en pistas es excelente y siempre se agradece, sobre todo en los días de baja visibilidad o días de viento.

3. Estación de esquí certificada con la “excelencia en el ámbito familias”

Esquiar en la estación de esquí Châtel es una maravilla para las familias y os vamos a explicar el por qué. Cuentan con la certificación “Famille Plus“, tienen una oferta amplísima en historia y arte tanto en sus montañas como en sus valles de acceso.

Cuentan con el reconocimiento nacional de “Pays d´Art et d´histoire” gracias a su patrimonio histórico, arquitectura, paisaje y agropastoralismo. En este artículo encontraréis muchas razones por las que esquiar en familia en Châtel es un verdadero placer, tanto para los peques de la casa como para los padres.

4. Châtel tiene un pueblo lleno de vida.

En Châtel viven 1.300 habitantes durante todo el año, hay 22.622 camas turísticas, 24 hoteles, con uno de 4 estrellas y una veintena de 3 estrellas y más de 50 restaurantes. Hay determinadas fechas que Châtel se viste de blanco y saca sus mejores galas: los fuegos artificiales el fin de año, sus jornadas de degustación de quesos de Savoie, el torneo de las 6 naciones de rugby en nieve con 6 jugadores internacionales y 6 jugadores amateur por equipo, junto a la sesión de Big Air Nocturna del 16 de febrero 2018.

chatel eventEl Festival de Jazz y música clásica de Châtel empieza a tomar reputación internacional y este año se encargará Elena Rozanova de la dirección artística del 19 al 23 de febrero, la 4ª edición del Oxfam Wintertrail de 60 kilómetros en raquetas en el valle de Abondance y Morgins, Festival Rock de pistes con numerosos conciertos el 18 de marzo, … Un destino lleno de vida, música, cultura, historia y eventos, que no cesa de sorprendernos por su autenticidad.

5. Esquíar en Châtel es esquiar en Portes du Soleil

Puedes deslizar por 600 kilómetros de pistas infinitas, gracias a casi 200 remontes mecánicos con 4 modernos teleféricos, 9 telecabinas, 78 telesillas y 300 pistas. Además, para los apasionados del Freestyle este lugar es una “Meca”, dado que cuentan con 10 snowparks, 2 half-pipes, 4 boardercross,…


Además, esta macroestación es una de las que más se han preocupado por la accesibilidad y el deporte orientado a discapacitados, gracias al Dualski, Uniski, Kartski y el Tandemski.


Te puede interesar: