De manera general, la inversión y la industria son dos áreas que influyen de forma directa en una gran parte del PIB de China, pero la celebración de los Juegos Olímpicos también está contribuyendo mucho a que la economía china continúe con su crecimiento exponencial abriendo sus puertas a todos los países. La celebración de los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing,  ayudó el PIB de China a superar al de Japón, del mismo modo, es muy posible que el PIB de China supere el de Estados Unidos gracias al gran evento invernal que nos espera en 2022.
En 2015 el PIB fue de 9.897.784 M.€, siendo China la 2ª economía mundial en el ranking de los 196 países hacen público su PIB.  
Según el informe denominado «Report of the 2022 Evaluation Commission» , el Comité Olímpico Internacional ha confirmado las buenas capacidades y condiciones que poseen las sedes de Beijing y Zhangjiakou para organizar los Juegos Olímpicos de Invierno en 2022. Beijing sería la primera ciudad del mundo en acoger tanto los Juegos Olímpicos de verano como los Juegos Olímpicos de Invierno.
Sin embargo la contaminación, la escasez de nieve, el impacto medioambiental, así como los desplazamientos de población y la gran dificultad existente para rentabilizar las instalaciones se presentan como los principales desafíos para el gobierno chino, empeñado en salir airoso de la gesta.
Las culturas Occidentales y Orientales difieren radicalmente en su filosofía organizativa y el gran interés mostrado por Asia en albergar grandes eventos de diferente tipología parece ser bienvenido en una Europa que parece astiada de la farándula del deporte y que prefiere dejar al vecino probar suerte. 
En cambio, los Juegos Olímpicos parecen aumentar las exportaciones del país sede o incluso como país candidato, dado que denota el interés por abrir sus puertas, mostrado una señal de apertura comercial del país y de sus ciudadanos. Dentro de la industria del esquí de diferentes países punteros como Austria, Francia y Suiza están aprovechando los potenciales de la industria china dentro los deportes de invierno,  exportando sus conocimientos, servicios y productos a un sector de la sociedad entusiasmada con los deportes de invierno. Según técnicos de empresas proveedoras de maquinaria e instlaciones, se están invirtiendo increibles recursos en la promoción deportiva de los deportes de invierno, así como en infraestructuras. La promoción del deporte está siendo librada en los sectores más jóvenes de la sociedad china, dentro de los campus universitarios, así como en escuelas, comunidades, parques y centros comerciales.
La industria del esquí se estima que crecerá dos dígitos en los próximos años. El número de estaciones de esquí en China hasta hace escasos años no superaba la decena, pero ahora hay más de 500 estaciones de esquí en China … el crecimiento es enorme. También, siempre ha existido mucha competencia entre las estaciones de esquí históricas del país asiático donde los esquiadores exigen pistas y servicios de mejor calidad. En los últimos años, las estaciones de gran tamaño se desarrollan rápidamente, y se acercan al nivel internacional poco a poco. Además, se observa la tendencia de construir la estación y su entorno como un centro de vacaciones para recibir más turistas. Tomamos unos ejemplos,  la estación de esquí Changbaishan innauguró sus instalaciones hace tan solo 3 años, desde entonces el número de turistas que ha recibido cada año asciende desde 150.000 a 310.000 personas; Songhuahu, la cual recibió más de 200 mil de turistas en su segunda temporada de nieve y en la tercera, se espera llegar a 400 mil turistas.

La celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno es muy bien recibida y espera impulsar a por lo menos 300 millones de chinos a participar en las  actividades invernales y fortalecer la condición física de la población China.