Para lograr esto reto, la estación de esquí Les Saisies no utilizará los cañones de nieve tradicionales. Se está inspirando de las técnicas de los países nórdicos y su know-how para conservar la nieve natural, según un modo respetuoso del medio ambiente.

El proceso es relativamente simple : se cubre la nieve natural con una gruesa capa de serrín , de unos cuarenta centímetros , que actúa como un aislante. Esta técnica permitirá retener hasta un 70-80 % de la nieve hasta el día del Tour de Francia, el próximo 22 de julio.

Son unos 3000 metros cuadrados de nieve natural que estarán cubiertos de nieve, permitiendo ofrecer una pista de unos 400 metros de largo y 20 metros de ancho.

Mientras que algunos disfrutarán de la bicicleta, ¡otros se dedicarán a esquiar!. La pista de esquí estará reservada para la ocasión a los más jóvenes, incluyendo con clases de esquí.

Bruno Clément, Director de la Oficina de Turismo de Les Saisies, explica que esta operación se inscribe en la estrategia de Les Saisies para atraer a clientes extranjeros poco presentes en la estación de esquí. De hecho, la estación recibe aproximadamente 90 % de clientes franceses frente a sólo 10 % de clientes extranjeros. Esta iniciativa desarrollada para un evento tan mediático como el Tour de Francia, pretende poder presentar toda la oferta turística de la localidad y atraer a una clientela internacional.

Sólo queda desear a la estación Les Saisies que las cámaras del mundo retransmitirán esta iniciativa original de la etapa 19 del Tour de Francia (Albertville – St Gervais).