Desde su creación en 2009, el SkiDebrief es el encuentro anual más relevante en Francia, para comentar los resultados de la temporada con todos los profesionales del sector en territorio francés.
Se organizó este año en la estación de esquí de Val d’Isère, y varios momentos fuertes marcaron el ritmo y desarrollo de este encuentro : mesas redondas, entrega de los premios de la montaña, resultados de la temporada por parte de las diferentes federaciones, carreras de esquí, Folie Douce…
Este concepto innovador permite juntar en un mismo evento un amplio abanico de entidades y profesionales del sector nieve, mezclando momentos de diversión y ocio donde los invitados pueden intercambiar impresiones con compañeros de profesión en un ambiente distendido.

La famosa estación de esquí de Val d’Isère fue el lugar elegido para este encuentro donde todos los profesionales de la montaña en Francia se dieron cita.

Durante los dos días que duró el encuentro, los dominios esquiables de Francia comunicaron las primeras cifras de la temporada (fuente – Le Dauphiné) con resultados en general poco favorables para el sector: 
Asciende al 13% el porcentaje de franceses que aseguran esquiar cada año según una encuesta realizada por la FPS y Sport air.
El 44% del  volumen total de practicantes en Francia, esquían desde hace más de 20 años. Dato positivo por un lado, dado que existen muchos usuarios fidelizados y apasionados por este deporte pero que genera un grave problema de renovación del mercado del esquí en el país vecino. Principalmente, el problema se observa en la franja de los 15 a los 25 años donde el número de practicantes no es el suficiente para renovar las sucesivas.
La bajada del volumen de actividad de Dominios Esquiables de Francia  (DSF) asciende al 5% generando unas pérdidas considerables en las arcas de las estaciones francesas. Se observa una reducción del 3% en la Región de Saboya y un 2% menos de volumen de actividad en Alta-Savoya.

Francia podría perder su liderazo mundial en cuanto a número de días de esquí frente a su gran competidor: Austria. 

La inversión en renovación y modernización de las instalaciones de los dominios esquiables está viviendo grandes avances, aunque Francia se está quedando atrás, con tan solo 1/3 de las pistas de esquí  equipadas con nieve artificial. Otros paises, han desarrollado más sus sistemas de innivación artificial teniendo por ejemplo Italia 2/3 de sus dominios esquiables equipados y casi 8/10 en Austria.  
El 47% de los viajes dedicados al esquí han sido de corta duración,  entrando en juego una nueva tendencia a la hora de consumir los días de vacaciones durante el invierno, prefieriendo ir a esquiar más veces pero menos tiempo.
Buenas noticias para los docentes del esquí y snowboard, dado que la  progresión del volumen de actividad de las Escuelas de Esquí Francesas en Alta-Savoya llegaron al 4% y más del 3,5% en Savoya. Unas cifras anunciadas por Gilles Chabert, presidente del Sindicato de Monitores de esquí francés (SNMSF) y la media nacional ha vivido también un aumento de más del 2%.
Esta temporada se ha observado un aumento del número de nocturnidades en las estaciones que gozan de poca altitud en sus cotas bajas. Quizás el cómodo acceso y sus competitivos precios, sean algunos de los factores que han provocado que los esquiadores hayan preferido esta temporada visitar estaciones de esquí con cotas por debajo de los 1800 mts.
El descenso de nocturnidades en las estaciones de esquí localizadas a partir de los 1800 mts empieza a preocupar a los dirigentes de los dominios esquiables en Francia. La temporada pasada se obtuvieron resultados malos con un descenso del 1% de visitantes en «estaciones altas» y esta temporada el descenso de visitantes ha llegado al 3% según las cofras aportadas por Michel Giraudy, Presidente de France Montagnes.
Ligero descenso de las tiendas de deporte, descendiendo su actividad un 1% en relación a la temporada anterior.
A nivel deportivo, los éxitos de los atletas de invierno franceses han sido numerosos,  acumulando 127 podiums sumando las disciplinas de esquí y snowboard de los Equipos Nacionales en Francia, con 45 victorias y 48 deportistas que consiguieron finalizar competiciones entre los tres primeros.
Lamentablemente, a nivel federativo las noticias no son tan positivas, consiguiendo un 5% menos de licencias federativas esta temporada a nivel nacional.
Skidebrief representa también, una magnífica ocasión para entregar trofeos y galardonar a las instituciones, empresas y personas que han destacado dentro del sector nieve durante la temporada.

Los «Trofeos de la Montaña» se organizan en colaboración con el banco francés Caisse d’Epargne Rhône-Alpes y la institución nacional France Montagnes.

Para esta edición 2016, los galardonados han sido los siguientes:
-Premio a la Accesibilidad : Entregado a la estación francesas Les Gets  que dispone de acceso wifi en todo el dominio esquiable de la estación.
-Premio Sostenibilidad : Caméléon , con su pueblo de igloos, con esculturas en nieve y bar realizado con hielo.
-Premio Innovación : ski modjo , con su sistema de rodillera biónica que ayuda a las personas con limitaciones de movilidad, creada por Jean-Marc Glaude (La Clusaz).
-Premio Primavera: La Clusaz con su iniciativa de enseñar a esquiar gratuitamente.
-Premio Corazonada: La fabrica del esquí , otorgado a Saint-Pierre-de-Chartreuse.
La cita del «Skidebriefing», contó con la presencia de diferentes autoridades destacando Laurent Reynaud (DSF), Michel Giraudy y Jean-Marc Silva (France Montagnes), Gilles Revial (G2A Cabinet), Luc Reversade (Folie Douce) y Alexis Dussilol (AirbnB) entre otros.


Después de analizar los resultados aportados por las instituciones francesas dedicadas al esquí, nos lleva a reflexionar de nuevo sobre la relevancia de potenciar el sector dedicado al turismo de la nieve, aunando los esfuerzos de todas las entidades dedicadas de forma directa o indirecta.

La profesionalización, renovación e innovación en el mundo de la nieve, es imprescindible para desarrollar los volumenes de actividad y continuar ilusionando a los practicantes. La obtención de clientela y practicantes de proximidad es imprescindible para el sector de la nieve en Francia, como lo es la necesidad imperiosa de conseguir nuevos clientes nacionales y extranjeros. Un objetivo que tan solo se conseguirá si los actuales practicantes disfrutan de experiencias únicas e inolvidables en la estación, adaptadas a sus necesidades y el «deporte blanco» vuelve a ponerse de moda.

Todavía existe mucho trabajo para hacer en Francia.
Un país que significó la cuna del esquí para muchos, pero que lamentablemente, se está quedando atrás. Destacar que aún es complejo encontrar políticas comerciales expansivas donde el cliente extranjero sea el protagonista con productos y herramientas hechos a medida.

La disparidad en los periodos vacacionales de los públicos de diferentes paises, aportan un gran potencial para reactivar la economía local de destinos turísticos de montaña en los períodos de temporada media y baja. Muchas oportunidades que no deberán dejar pasar los responsables de los dominios esquiables franceses, si no quieren ver como su competencia les pasa por encima.