Esta competición nacional cuenta con 5 pruebas que se celebraron en 4 estaciones de esquí chinas: estación de Yunding (provincia de Hebei), estación de Wanlong (provincia de Hebei),estación de Chang Chengling (provincia de Hebei) y estación de Lake Songhua (provincia de Jilin).
Dicha competición ha sido organizada por la Federación China de Esquí con el patrocinio de la marca deportiva francesa “CIMALP”. Esta copa es la más importante organizada por la federación y es curioso porque mezcla esquiadores chinos amateurs y profesionales con el fin de acercar el esquí de competición a más gente y así promover el esquí en China. Además, sirve para captar a nuevas promesas de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing en 2022.
La normativa es la siguiente; los participantes compiten en dos grupos, uno profesional y otro amateur. Cada grupo tienen su ganador y finalmente el esquiador de cada grupo que obtenga mayor puntuación, obtendrá el título de “Campeón del año”. 
El premio, lejos de ser económico, es un casco de oro, que simboliza la gloria del ganador. Este año Qing You (femenino) y Ji Liu (masculino) consiguieron la victoria. En Lake Songhua, Qing You se proclamó campeona con un tiempo de 1’09”39. Ji Liu por el contrario mantuvo la primera posición en todo momento obteniendo el mejor tiempo en todas las pruebas menos en esta última edición en la que quedó segundo. 
Esta competición dura 3 meses y tiene mucho prestigio en el esquí de competición Chino. Según sus datos, hay tres estaciones que tienen más de 100 participantes, destacando Wanlong, con más de 150 aficionados inscritos. 
En este país, cada vez hay más personas apasionadas por este deporte. El esquí se ha convertido en una actividad muy popular gracias a la construcción de nuevas estaciones en los últimos años y el apoyo y difusión del gobierno chino. Además, la candidatura a los Juegos Olímpicos de Beijing en 2022 ha incrementado la pasión por el esquí al público en general. 
Esta original competición es una plataforma que ofrece la oportunidad a los esquiadores profesionales y amateurs de conocerse, progresar conjuntamente  y difundir el esquí y el espíritu saludable de este deporte a la población en general. 
En definitiva, es una manera de acercar el deporte amateur a la competición y ofrecer oportunidades de competir a más gente. 
Desde I LOVE SKI, creemos que es una gran idea a tener en cuenta por federaciones de otros países.