Xavier De Le Rue es una referencia en el mundo del freeride. Su palmarés le coloca entre los mejores del momento. Doble campeón del Mundo de Boardercross en 2003 y 2007 y bicampeón del Mundo en 2009. Actualmente es el rider que tiene más títulos tiene en la competición “Freeride World Tour” con 3 triunfos en la categoría Snowboard (2008, 2009 y 2010).

Xavier De Le Rue es por tanto uno de los mejores snowboaders del mundo de su generación.

Xavier De Le Rue, ahora que te has retirado de las competiciones, ¿Cuáles son tus nuevos desafíos?

Xavier De Le Rue : Efectivamente hace unos años que me retiré de las competiciones. Durante los tres últimos años he participado en una y dos competiciones al año y esta temporada no he realizado ninguna porque estoy concentrado en otras actividades. Desde hace 7-8 años mi principal actividad han sido las películas. Sin darme cuenta se ha convertido en mi trabajo del día a día. Además me encargo de promocionarlas por lo que me toca viajar mucho por todo el mundo.

Este año, en la misma línea de filmaciones, hemos implementado el uso de los drones en lo que llamamos “auto grabado”, gracias a la tecnología “Hexo+”. Son drones completamente autónomos. Pueden seguirte y te permiten realizar auto grabaciones. Es un producto que se está comercializando cada vez más y para mí es un producto que ofrece un montón de posibilidades. Supone más flexibilidad y libertad en el rodaje y menos logística a la hora de vivir experiencias y aventuras.

¿Cómo llegaste a ser un campeón de Freeride? ¿Has seguido un entrenamiento especifico? ¿Cuál es tu receta ?

Xavier De Le Rue : Sinceramente pienso que para convertirse en un campeón de Freeride no existe una receta milagrosa. A mi, lo que me ha funcionado fue participar en muchas competiciones (slalom, boardercross y freestyle). Esto me ha permitido adquirir una base técnica muy sólida y me ha otorgado una gran estabilidad y confianza en mis pies. Puedo salir más fácilmente de mi zona de confort y tener plena confianza en lo que hago porque me siento seguro encima de mi tabla.

Tener una técnica depurada me permite mantener la verticalidad en situaciones de mucho peligro lo que me ayuda a sentirme más tranquilo en la montaña. Esto me ayuda también a bajar más rápido y a ser capaz de tomar riesgos durante las bajadas sin perder la concentración.
En mis entrenamientos no he seguido un método específico. Aunque suene raro, cuando participaba en las competiciones, era “anti-entrenamiento” Simplemente he adaptado mi estilo de vida a estos deportes. A día de hoy me gusta disfrutar y desarrollar nuevas cualidades y sensaciones para progresar en el mundo del Freeride.

He hecho mucho alpinismo de montaña durante una época de mi vida que me ha permitido adquirir una gran seguridad. El Freestyle me ha ayudado mucho en mi carrera ya que ha sido bueno para mantenerme estable y seguro sobre la tabla de snowboard. Por eso el mix disciplinar es importante para ser eficaz. Al final, es un juego mental. Debes tener fuerte tu cabeza, conocer tus propias cualidades y aprovecharte de la polivalencia para poder jugar con tus limites. Es puro autocontrol.

¿Qué opinas de las competiciones de Freeride en Francia? La Freeride World Tour, el French Freeride Series….. ¿Crees que estas competiciones se acercan realmente a la filosofía del Freeride?

Xavier De Le Rue : Es cierto que son un poco polémicas. Creo que sirven de palanca para progresar y poder convertirte en un buen freerider. La competición es enfrentamiento y eso distorsiona el espíritu del Freeride aunque si quieres ganar has de competir para así vivir las entrañas del deporte de competición. Por otro lado la magia del Freeride es poder irse lejos de todo, estar solo en la montaña.

Compartir tu pasión con el mundo exterior a través de las carreras y enfrentarse a los otros con el objeto de progresar está bien si tu meta es convertirte en un buen rider. Sin duda es una súper escuela. Por mi parte, no puedo valorar las competiciones como una finalidad, quizá como un medio de vida. Tenemos la suerte de practicar un deporte amplio que ofrece un montón de oportunidades. En sí, la competición es una etapa de este deporte pero, como tal, no es la última finalidad.

Xavier De Le Rue ¿Es una pasión familiar el amor que tenéis por la montaña tu familia y tú?

Xavier De Le Rue : Es curioso porque nuestros padres no son grandes apasionados por la montaña. Es cierto que teníamos un tío que era muy montañero, aunque creo que nuestra pasión nace por el hecho de que hemos crecido en una estación de esquí.

Desde pequeños ha habido una gran pasión en nuestro entorno. Creo que es la explicación natural de porque vivimos de esta manera.

Cómo buen Freerider, suponemos que tienes un buen seguro de accidentes dado el riesgo que conlleva tu actividad ¿no? (humor)?

Xavier De Le Rue : Es verdad que es un deporte muy peligroso por lo cambiante que es el terrero. La montaña esta llena de peligros. Un error puede ser fatal y muchas veces dependemos de la suerte. Tengo una manera de funcionar relativamente “safe”. Es difícil creer esto pero sobre todo tengo mucho cuidado a la hora de salir al monte. Lo hago únicamente cuando las condiciones son buenas.

Ir a la montaña es un riego en sí, haya poco o mucho riesgo el peligro siempre acecha en las alturas. Nací en la montaña y me encanta vivirla y disfrutar de mi pasión por la nieve pero no tengo ganas de morir en ella y hago todo lo posible para evitarlo. Sé que mi pasión puede tener consecuencias graves. En mi trayectoria he aprendido mucho de mis experiencias; he tenido momentos difíciles en mi carrera y gracias a mi experiencia, hoy es más fácil tomar decisiones.

Cuando me surgen dudas, me doy media vuelta. En definitiva intento compartir mi pasión a través de mis películas estando siempre cerca de mi familia y amigos para que les resulte más fácil entender mi forma de pensar.

Muchas gracias Xavier por acercar el deporte de la nieve y a sus deportistas al público general.