Situada en Saboya, Val Thorens es una estación de esquí de reconocimiento internacional. Se desarrolló hace unos cuarenta años con el objetivo de ser la estación de esquí más alta de Europa. Objetivo conseguido, y Val -Thorens todavía posee este título con su pueblo situado a 2300 metros de altitud. Sus 600 kilómetros de pistas están distribuidos en la zona de los Tres Valles, que es el área de esquí más grande del mundo.

La calidad de la nieve en Val -Thorens es excepcional debido a su gran altura y las condiciones climáticas especiales que tiene.
Siendo semipeatonal, los visitantes pueden disfrutar plenamente del après -ski. En términos de hospitalidad, Val Thorens ofrece muchos alojamientos diferentes, tales como hoteles, residencia o casas privadas en alquiler.
Si por algo destaca Val-thorens, es por su amplia oferta de alojamientos y la disponibilidad de un abanico de hoteles espectaculares que no dejan indiferente a quienes lo visitan. Esta vez, la Alpina estación francesa nos sorprende con la innauguración de un nuevo hotel de 5 estrellas.

Hotel Pashmina, refugio 5 estrellas Val-Thorens 

Un nuevo hotel ha abierto sus puertas este Sábado 12 de diciembre. 
De gran prestigio, el hotel Pashmina es el nuevo 5 estrellas Val-Thorens . Consta con 50 habitaciones, el hotel es íntimo y lujoso y quiere ofrecer una experiencia única a todos sus visitantes.
El Pashmina responde a cinco promesas: El paisaje, el espíritu de familia, de lujo, escape y la garantía de unas vacaciones exitosas. 
Con 42 habitaciones y suites, 8 «Cosy Home», 2 Apartamentos Chalets o el Igloo Pod situada en la azotea, Pashima se adapta a cualquier antojo. 
El hotel ofrece a sus huéspedes todas las comodidades de un hotel de 5 estrellas. 
Además de una recepción 24h / 24, un conserje, el wifi gratuito, servicio de habitaciones, un aparcamiento y servicio de transporte de la ciudad.
El hotel Pashima ofrece muchas otras sorpresas para satisfacer a los clientes máximos. 
El hotel cuenta con dos restaurantes Pashmina «Bass Camp» y «The Explorers» administrados por el chef Romuald Fassenet (mejor artesano llamado en Francia). 
«Le Chalet de la Marine» es el restaurante de montaña del Pashmina. 
Un bar en la piscina ofrece a sus huéspedes cócteles con impresionantes vistas a la montaña a la vez que te puedes dar un bañito en cálidas aguas.
Cuenta con un Skishop (por Goitschel) para alquilar o comprar todo el equipamiento necesario para el esquí, y también el acceso directo a las pistas y guardaesquíes con calentadores de botas. 
El spa es muy agradable cuando las temperaturas son bajas así como disfrutar del espectacular entorno en el que está situado.
El hotel Pashmina se ha asociado con la famosa marca L’Occitane para continuar con su estrategia de alta gama y producto cualitativo. 
En unos 400 metros cuadrados de Spa, L’Occitane ofrece tratamientos realizados enteramente con el respeto de los masajes tradicionales de diferentes rincones del mundo, donde el tratamiento corporal se lleva a la excelencia. 
Una piscina, sauna, sala de vapor, jacuzzi interior cubierta y jacuzzi al aire libre también están disponibles para los clientes. 
El hotel cuenta también con un centro de negocios y una sala de reuniones con una capacidad de 20 personas.
Un gran lugar a descubrir para todos los visitantes de la estación alpina, que cuenta con uno de los mejores dominios esquiables del mundo.