Los miembros del equipo de Francia son fieles a esta gran pista de esquí cubierta, especialmente durante el verano y antes del invierno para preparar la temporada en un lugar único en Francia, una pista cubierta Indoor larguísima y con la suficiente pendiente como para poder focalizar los entrenamientos en diferentes áreas y contenidos que en otros lugares no sería sencillos.

Este año, los entrenamientos se celebrarán desde las 7:00 hasta las 10:30 de la mañana, con la posibilidad para el público de poder esquiar con los campeones a partir de las 9:30 gracias a un Forfait Walk Pass. Esta oferta introducida por primera vez este año permitirá a todos los amantes del esquí poder asistir a esta reunión de campeones e incluso poder esquiar con ellos.
«Para nosotros, es una gran oportunidad recibir campeones de alto nivel. Da muchas ganas a los jóvenes y es una manera de traer la competición al gran público», explica Svetlana Milenkoski de Snowhall de Amneville. «En principio, los atletas entran en el juego de poder contar con público y dedican tiempo a los espectadores durante sesiones de autógrafos improvisadas.»
Entre los mejores atletas presentes en estos entrenamientos, podemos citar a :
– Jean-Baptiste Grange (campeón del mundo de Slalom de 2015)
– Lizeroux (doble medallista en los campeonatos del mundo en Val d’Isère 2009)
– Thomas Mermillod-Blondin (tercero en la Copa Mundial combinada en 2013 y 2014)
Y 2 atletas jóvenes, verdaderas promesas de esquí tanto en la Copa de Europa como en la Copa del Mundo:
– Steven Théolier
– Robin Buffet
Todos se están preparando activamente para la primera competición de la temporada (Copa Mundial de Slalom)que se celebrará el próximo 15 de noviembre en Levi (Finlandia). 

Los entrenamientos serán supervisados por Didier Mollier, entrenador nacional de Francia junto a un equipo de gestión formado por un técnico adicional, 1 fisioterapeuta y 3 técnicos. La otra parte del equipo de Francia (Gigante y Super Gigante) está actualmente en Tignes.
«El objetivo de estas sesiones es trabajar puntos específicos, principalmente debido al perfil de la pista y los 3 o 4 baches de la pistas, que nos permiten trabajar las transferencias de peso, angulaciones y secuencias de movimientos muy específicos que nos permiten trabajar determinados aspectos técnicos al detalle.
En concreto, se establece un tramo de carrera con cronómetro y vídeo. Los atletas hacen bajadas y se procede a posibles correcciones.
La ventaja de la pista del Snowhall es que permite múltiples rotaciones, que requieren mucha intensidad y mucha energía para generar velocidad. Las sesiones de 3 horas son esenciales para tener tiempo de recuperación».

Después del primer día allí, Didier Mollier nos comunica una primera evaluación : «Hemos trabajado duro para quitar la nieve blanda de la pista, tan apreciado por el público en general, con el fin de utilizar el fondo de la pista, que es más duro y más adecuado para los entrenamientos «.
«Decidimos venir a Snowhall Amneville porque aquí conocemos las condiciones de la nieve, buscamos condiciones de nieve dura y… ¡ no nos tenemos que preocupar del tiempo! «.
Las próximas sesiones de entrenamiento se celebrarán en Tignes o en Suiza, pero éstas dependerán del tiempo y de las condiciones de nieve.
Con sus 620 metros de largo, sus 35 metros de ancho, sus 90 metros de desnivel y temperaturas que oscilan entre -2 ° C y -3 ° C, la pista del Snowhall de Amneville ofrece características privilegiadas para prepararse para la temporada de invierno.

Esta gran estación de esquí Indoor se convierte en un lugar privilegiado para la competición, como lo demuestran los diferentes encuentros que tienen lugar allí. Actualmente, la pista detiene el récord de velocidad de esquí Indoor gracias a la actuación de Jan Farrel que venció los 104,95 kilometros / hora el 19 de mayo pasado.