Las montañas, son símbolos, mitos y leyendas en todos los paises. Consideradas como dioses en varias culturas, los montañeros y aventureros ponen en riesgo sus vidas para hacer cima en estos colosos de la naturaleza.

Hoy, hace 150 años, se realizó la primera ascensión del Matterhorn ( Cuerno de pradera en alemán ) también llamado Cervino por los italianos, franceses ( Cervin ) y otros paises europeos.Haciendo frontera en Suiza e Italia, esta magnífica pirámide de 4.478 metros de altitud, aislada del resto del macizo es posiblemente una de las montañas más famosas y fotografiadas de los Alpes.

Cada año, más de 4.000 intentos de ascensión durante el verano, ponen a prueba a grandes escaladores, alpinistas y montañeros del planeta que intentan coronar esta preciosa montaña con forma de pirámide y que preside las estaciones de esquí Zermatt y Cervinia.

El 14 de Julio de 1865, el inglés Edward Whymper con tan solo 25 años, consiguió coronar su cima por la vertiente suiza antes que los italianos que intentaban el mismo objetivo pero por vertiente italiana. La gloria se mezcló, de forma repentina en tragedia, dado que en la bajada murieron varios compañeros de cordada cayendo a un vacio de más de 1.500 mts.

La dramática hazaña de conquistar el Cervino, ha dejado huella en múltiples libros de montañeros y hasta en el museo donde podemos encontrar, la cuerda que se rompió en la histórica ascensión.

Una gran montaña, que en este 150 aniversario la estación de esquí de Zermatt ha deseado homenajear a todos aquellos, que con mayor o menor suerte, han intentado coronar esta cima tan codiciada y emblemática.