Se celebrarán dos pruebas de súper gigante, dos de descenso y una de súper combinada, donde los mejores esquiadores del panorama europeo lucharán por el título continental.

Esta última carrera servirá como ensayo para el siguiente gran hit deportivo de la especialidad en Grandvalira: la Copa del Mundo femenina 2016 de súper gigante y súper combinada, que tendrá lugar un año más tarde en el mismo escenario de competición.

En esta Copa de Europa de Esquí Alplino estarán representados un total de 20 países, y 250 personas entre corredores y staff se desplazarán a la estación que acogerá a algunos de los mejores esquiadores del viejo continente. Las continuas cancelaciones en diferentes destinaciones europeas debido a la climatología y la confianza que ha mostrado la Federación Internacional de Esquí (FIS) en Grandvalira, han hecho que la estación andorrana finalmente acoja 3 pruebas más, aparte de las 5 previstas inicialmente. Por lo tanto, en total tendrán lugar 8 pruebas, 5 puntuables como Finales de Copa de Europa y 3 añadidas anuladas en otras estaciones: un descenso y dos súper gigantes en categoría masculina y tres descensos, un slalom (combinada) y un súper gigante en categoría femenina.

La pista Àliga, preparada para la alta competición
Según el director de la carrera, Jordi Pujol, actualmente la pista Àliga presenta unas condiciones “inmejorables”. Hace semanas que el trabajo de preparación del escenario de competición es intenso. La prueba de slalom tendrá lugar en la antigua pista Àliga, trazado que se inyectó a finales de mes para garantizar una superficie más dura. Cabe recordar que el slalom combinado incluye un descenso por la pista Àliga y un slalom en la antigua Àliga. Esta disciplina que se estrena en competición en Grandvalira en mujeres, sirve como test precisamente de cara a la Copa del Mundo femenina, que se celebrará los próximos 27 y 28 de febrero de 2016.

Grandvalira y Andorra presentes entre la élite del esquí
El presidente de la Federación Andorrana de Esquí (FAE), Albert Coma ha afirmado que “se espera un gran espectáculo en Grandvalira”. Y ha añadido: “Grandvalira tiene que tener en calendario al menos cada dos o tres años una Copa del Mundo de esquí alpino, este es el camino a seguir”.

Por su parte, Betim Budzaku, gerente de Andorra Turisme, ha expuesto que “no tenemos ninguna duda que será un éxito, tanto por la calidad de la pista como por toda la logística que hay detrás. Una vez más, Andorra y Grandvalira potenciarán el posicionamiento de país de esquí y nieve.”

Cabe recordar que la estación andorrana tiene confirmadas las Finales de la Copa de Europa y la Copa del Mundo femenina del 2016. Grandvalira y la FAE mantienen la solicitud para ser sede de las Finales de la Copa del Mundo en el 2017, 2018 o 2019. Además, la FIS cuenta también con la petición formal desde hace unos años de celebrar una prueba de Copa del Mundo pero en categoría masculina.

Grandvalira quiere agradecer la colaboración de los patrocinadores, tales como la Federación Andorrana de Esquí, Andorra Turisme, Crèdit Andorrà, Andorra Telecom y Hotel Nòrdic entre muchos otros, que han permitido llevar hasta los Pirineos estas pruebas de máximo nivel.

Buenas condiciones de nieve para este fin de semana
La estación más grande del sur de Europa sigue en buenas condiciones en sus seis sectores. Actualmente dispone de una extensión esquiable abierta de 207 kilómetros, lo que representa prácticamente la totalidad del dominio (98%). La cota de nieve oscila entre los 140 y los 210 centímetros. Esta información se irá actualizando constantemente en la web www.grandvalira.com.
Los 3 snowparks de la estación andorrana: El Tarter, Xavi Park i Sunset Park Peretol están 100% operativos y a disposición de los riders que se quieran acercar para disfrutar de sus instalaciones.