Este nuevo récord del mundo de saltos de esquí nórdico se ha registrado en la localidad noruega de Vikersund donde se realizaban las pruebas que puntuaban para la Copa del Mundo.

A pesar de haber batido este récord, Fannemel acabó segundo ya que en su segundo salto alcanzó los 202 metros. El alemán Severind Freund se llevó la victoria, quinta de la temporada, con dos saltos de 237,5 y 245 metros y el podio lo completó el noruego Johann Andre Forfang con 214 y 219.

En cuanto a Peter Prevc, si bien este domingo quedó decimosexto, sigue como líder de la Copa del Mundo de saltos de la que quedan nueve pruebas.

El salto de esquí es un deporte olímpico de invierno, originario de Noruega, que consiste en descender sobre esquíes por una rampa para coger velocidad y luego iniciar el vuelo con el objetivo de aterrizar lo más lejos posible.

Es una prueba que tiene una gran dificultad técnica y por ello requiere mucha preparación, pues el esquiador no solo tiene que saltar lo más lejos posible, sino que debe hacerlo en condiciones de seguridad y aterrizar sin contratiempos. Durante el vuelo debe cuidar la armonía y la estética del movimiento, ya que además de la distancia los jueces valoran el estilo, de manera que ambos factores influyen en la puntuación final.

El increíble vuelo del noruego Fannemel puede verse en este vídeo.