El 4 de octubre de 2014, el glaciar de la Grande Motte despliega sus pistas, situadas entre 3.000 y 3.500 m de altitud. Se accede a ellas en funicular y en tan sólo 7 minutos desde el corazón de Tignes situado a 2.100 m.  En total, 20 km de pistas de verdes a negras son accesibles en el glaciar con 12 remontes mecánicos y 750 m de desnivel.

Las pistas irán abriendo después sucesivamente según se produzcan las nevadas hasta ofrecer un máximo de espacio abierto lo antes posible.

Entre las novedades para la temporada 2014-2015 en Tignes, cabe destacar:

  •          Los coches eléctricos: unos cuarenta vehículos “Twizy” equipados con neumáticos para la nieve, maletero y porta esquíes estarán disponibles 7 días a la semana, de 8h a 24h.
  •          El Festival de los Emprendedores: del 4 al 7 de diciembre, los emprendedores franceses se reúnen y comparten sus proyectos bajo la temática de “ejemplaridad, solidaridad y éxito”.
  •          El Mundial del Monoesquí: del 28 de febrero al 1 de marzo, más de 160 competidores de 8 naciones participarán en este homenaje a la mono tabla.
  •          Live in Tignes: Conciertos gratuitos durante las vacaciones de febrero.

Cosmopolita, deportiva e innovadora, Tignes ofrece la experiencia única de vivir la montaña de forma diferente. Para los amantes de los deportes de invierno, Tignes es ante todo una estación de esquí de fama internacional. Está situada en la zona más oriental del departamento de Saboya, en la región Ródano-Alpes, próxima a la frontera con Italia.

En total, la estación de dispone de más de 300 kilómetros de pistas esquiables y una gran zona para la práctica de esquí de fondo. Junto con Val d´Isère forman l´Espace Killy, uno de los mejores dominios esquiables del mundo.  Su gran altitud (3456 m) ofrece buenas condiciones de nieve toda la temporada y fueras de pista increíbles en sus múltiples vertientes.

Dado el gran desarrollo del valle, en cotas más bajas encontraremos también todo tipo de alojamientos. Pero Tignes es mucho más que la estación de esquí. Cuenta con un innovador centro de deportes y conferencias, que fue terminado en 2012, único en el Departamento de Saboya. Además, su oferta Apresquí es muy atractiva y completa, con locales de ocio, salas de juegos, discotecas, balnearios, spas, salas de cine, restaurantes y multitud de interesantes tiendas que permiten aprovechar la tarde y realizar unas compras cuando cae la noche y cierran las pistas de esquí.