Esta inversión de 24 millones de euros llevada a cabo por la estación La Pierre Saint-Martin y financiados por el Consejo General de Pirineos Atlánticos, tiene como objetivo realizar una obra que logre aumentar el flujo de usuarios en los remontes mecánicos y reducir las colas de espera de los esquiadores.

Antes de iniciar las obras, la estación La Pierre Saint-Martin puso en venta los asientos de los telesillas de Mailhné y Soum Couy. À 50 euros la unidad, estos asientos, instalados en 1979 en La Pierre San Martín, se han vendido como rosquillas.

Imagen: La Pierre SAint-Martin. 

En cuanto finalizó la temporada, el pasado 21 de abril de 2014, se inició el desmantelamiento de las antiguas estructuras. Se trata de sustituir los dos telesillas y los dos telesquíes que los doblaban por dos telesillas nuevos. El primero será un desembragable de 6 plazas (Mailhné) y el segundo un telesilla de pinza fija (no desembragable) de 4 plazas (Soum Couy).

Pero además, también se van a realizar obras de ensanchamiento de las pistas y a construir estaciones de salida, de llegada y un puesto de socorro, con un diseño que cuida su plena integración en el paisaje de la estación de La Pierre Saint-Martin.

Imagen: La Pierre Saint-Martin.

De hecho, las obras pretenden ser totalmente respetuosas con el entorno. Las plantas protegidas que se han quitado para ensanchar las pistas se han vuelto a plantar en zonas no transitadas. Paralelamente, se ha doblado la capacidad del lago que alimenta los cañones de nieve. Así la estación podrá producir nieve a lo largo de toda la temporada siempre que las condiciones lo permitan.

La realización de estas obras no ha impedido a la estación seguir ofreciendo sus actividades de verano como son los paseos a pie, en bicicleta de montaña o en dirtscoot (patinete todo terreno), el minigolf o el Tubing, verdadera atracción veraniega que garantiza risas a todos, pequeños y grandes.

Imagen: estación de La Pierre Saint-Martin.

El relieve de la estación La Pierre San-Martin es único en su género en el Pirineo por su destacado macizo kárstico, sus bosques de pinos negros y el abismo más profundo de Europa.

En resumen, esta modernización de La Pierre San-Martín mejorará la comodidad y las prestaciones de la estación permitiendo pasar de 1.500 a 2.500 esquiadores potenciales por hora.