X

Advertencia

Para poder realizar esta operación hace falta estar registrado.

Cancelar Aceptar
X

RECORDAR CONTRASEÑA

REVISA TU CUENTA DE EMAIL

Introduce la cuenta de correo con la que te registraste y te enviaremos un Email para que puedas restablecer tu contraseña.

Aceptar
I love ski volver x
REGÍSTRATE

Una vez registrado puedes completar tu perfil en la sección "Mi Perfil".

I love ski x

Antes de registrarte, precísanos si eres un particular o un profesor de esquí / snowboard.

¿Eres un profesor de esquí / snowboard ?

No

Tipo de alojamiento:

Más criterios de búsqueda

7,09

11

Opiniones

Luchon Superbagnères

33 personas han estado ahí

Luchon-Superbagnères: el agua en todas sus formas

Luchon Superbagnères | Pirineos franceses | FRANCIA

sábado, 23 de marzo de 2019

Piscine thermale Luchon

La estación de Luchon-Superbagnères, en el corazón del Pirineo Francés, cuenta con el único hamman natural de Europa, con miles de años de historia, conocido además por sus propiedades terapéuticas y curas.

Foto: Luchon-Superbagnères


El agua en estado sólido

Tal vez conozcas la estación de Luchon-Superbagnères por su dominio esquiable y por las numerosas actividades que se pueden realizar en ella. Para disfrutar de la nieve (o del agua en estado sólido), podemos recurrir a: los paseos con raquetas de nieve o en trineo de perros, el esquí alpino o de fondo, el esquí dentro o fuera de pista, el alpinismo o la escalada en el hielo, el trineo… Hay actividades para todos los gustos y para todas las edades.


El agua en estado gaseoso y líquido: las termas

Pero la nieve no es la única forma del agua de la que podemos disfrutar en Luchon-Superbagnères. Cuando, tras una larga jornada en las cimas, el frío nos ha calado hasta los huesos, nada mejor para entrar en calor y relajarse que disfrutar de un largo baño de vapor en las termas naturales del Vaporarium, el único hammam natural de Europa. Podremos disfrutar de esta purificación a lo largo de los más de 150 metros de longitud que tienen sus galerías.

Y si queremos inmiscuirnos en la calma absoluta del agua en su estado líquido, podemos dejarnos llevar en las piscinas relajantes de agua termal a 34 grados. Equipadas con camas de burbujas, chorros y juegos de luces, harán que todas las preocupaciones del día a día desaparezcan. Además, gracias a sus propiedades terapéuticas, las termas cuentan con una amplia gama de curas y tratamientos.

¿Lo mejor de las termas? No hay límite de tiempo. Has leído bien: en el Centro de Forma y Bienestar de Luchon podrás disfrutar del vaporarium y las piscinas durante todo el día, si es que así lo deseas. Tampoco te preocupes por el precio: por tan sólo 15 € podrás disfrutar de un día de relajación absoluta en estas termas naturales.

 

Foto: Luchon-Superbagnères


El origen milenario de las aguas termales de Luchon

Las aguas termales de Luchon han sido famosas por sus virtudes terapéuticas durante más de 2.000 años, a pesar de que se estima que datan de hace 14.000 años

Los romanos fueron los primeros en encontrar las aguas, excavando las primeras piscinas termales y construyendo la villa, que llamaron Ilixon (diosa de las aguas). Ese es el origen del nombre del Valle: Luxon o Luchon. En la antigüedad, se explotaban cuatro fuentes escondidas en una gruta. Los baños originales consistían en tres piscinas alimentadas de forma indirecta, consiguiendo así enfriar las aguas.

Tras seis siglos de grandeza, las invasiones bárbaras provocaron que las termas cayeran en el olvido, quedando su uso reducido a la población local. La atención volvería a las termas de Luchon en el siglo XVIII, gracias al Barón de Etigny, que las descubrió en un viaje a la ciudad y decidió construir edificios y estructuras para su uso. La llegada del Duque de Richelieu, que extendió por la Corte de Versalles la admiración por las termas, permitió tambien que se invirtiese en la zona.

A principios del siglo XIX, se crearon distintos baños para explotar las termas. Los baños del pueblo irían evolucionando a lo largo del siglo, descubriéndose nuevas técnicas y buscándose nuevas fuentes. Se hicieron baños con propiedades curativas, capaces de tratar, entre otras dolencias, la osteoartritis y las lesiones cutáneas. En 1867, las termas saltaron a la fama cuando el Príncipe Imperial, hijo de Napoleón III y la Emperatriz Eugenia, acudió a los baños a tratarse.

A finales de los años 20 del siglo XX, se descubrieron más de 1.200 metros de galerías del hammam excavado en la roca por los romanos. En los 60 se construyó el Vaporarium, único en Europa, aunque fue completamente renovado en 2010.


Las termas de Luchon-Superbagnères se mantienen en un proceso de constante renovación, permitiendo a los visitantes disfrutar de las aguas terapéuticas que ya aprovechaban los romanos hace más de 2.000 años, pero complementándolo con tratamientos de última generación. Un lujo al alcance de todos.
Más información y reservas en http://es.luchon-superbagneres.com/ y en
https://luchon-bien-etre.fr/ 

Comentarios

No hay opiniones en estos momentos

Añadir opinión

NOTICIAS RELACIONADAS

I love ski

SOCIAL

¡Síguenos en las redes sociales!

X

IloveSki.org no posee los derechos de autor de todas las fotografías de la web. Muchas fotografías han sido cogidas de internet. Si eres el autor de esta imagen y deseas que tu fotografía no aparezca o deseas que la fotografía aparezca con tu nombre por favor envíanos un email a info@iloveski.org indicándonos la estación a la que pertenece y adjunta la fotografía. ¡Gracias!

Aceptar